print
 
ANIMALES

Dermatosis bacterianas (Piodermas)

La infección piogénica es habitual en los perros.
Compra esta foto en alta resolucion



Centro Veterinario Los Olivos
15/04/2007

BACTERIOLOGÍA CUTÁNEA FISIOLÓGICA

En condiciones naturales, la piel va a constituir el hábitat de numerosas bacterias, que van a ser muy importantes para mantener su función como barrera protectora. Las bacterias van a constituir unos de los tres componentes de defensa de la piel junto con los componentes físicos (pelos y estrato córneo) y los químicos (ácidos grasos, sales inorgánicas y proteínas).

Esta microflora va a localizarse principalmente en la epidermis superficial y en el infundíbulo de los folículos pilosos, alimentándose del sebo secretado.

Estas bacterias pueden clasificarse en dos grandes grupos: bacterias residentes y bacterias transitorias en función de la capacidad para multiplicarse en ese hábitat.

ORGANISMOS RESIDENTES

Entre ellos se van a encontrar: el micrococus, staphilococos coagulasa - (S. Epidermis y S. Xilosus) Estreptococos ? hemolíticos y Acinetobacter sp.

Esta flora se adquiere a partir de la madre, en el periodo neonatal.

ORGANISMOS TRANSITORIOS

Son organismos que pueden cultivarse a partir de la piel, pero que no revisten importancia de no ser que participen en un proceso patológico como agentes complicantes.

Entre ellos van a destacar: E coli, Proteus mirabillis,Corinebacterium sp, bacillus sp, y pseudomonas.

PIODERMAS

Se trata de una infección bacteriana piogénica muy habitual en el perro y rara en los gatos, que puede resultar mas o menos pruriginosa

El principal agente patógeno cutáneo en el perro y probablemente en el gato va a ser el S. intermedius.

Todo signo de infección cutánea debe ser considerado como una alarma de infección tegumentaria, metabólica o inmunológica subyacente. En función de esto según una nueva clasificación las piodermas serán clasificadas en: piodermas de aproximación simple (primarias) y piodermas de aproximación compleja(secundarias).

Las piodermas de aproximación compleja son las mas habituales y provendrán de alteraciones cutáneas, metabólicas o inmunológicas. Se caracterizan por resolverse con lentitud o no hacerlo si no se trata la causa primaria. Las causas mas prevalentes de infección bacteriana son los procesos seborréicos, foliculares y alérgicos, los procesos autoinmunes se caracterizan por no presentar procesos infecciosos ya que las citocinas liberadas actúan como bactericidas.

Piodermas de aproximación simple

Estas dermatosis se caracterizan por ser primarias o idiopáticas. Aparecen en perros jovenes y se caracterizan por ser superficiales, excepcionalmente aparecerán en animales adultos.

Piodermas de aproximación compleja

Se van a caracterizar por ser secundarias a causas subyacentes las cuales no deben dejarse de investigar, al tiempo que se trata la pioderma. Aparecen sobre todo en perros adultos. Pueden tener una presentación tanto superficial como profunda, y existen pseudopiodermas que también se introducen en este grupo, cuya aproximación es semicompleja; pues suelen ser secundarias a atopia y dapp en este grupo se encuadran la dermatitis aguda húmeda o las dermatitis piotraumática.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO



Ante un caso de pioderma el veterinario se ve obligado a prescribir un tratamiento antibiótico incluso antes de establecer mas pruebas.

Entre otras pruebas que deberemos realizar para confirmar un diagnostico se encontraran: la citología, el cultivo y posterior antibiograma y en casos refractarios la biopsia.

La citología de una dermatosis bacteriana se va a caracterizar porque podremos observar los siguientes tipos celulares:

Observaremos una gran presencia de neutrófilos, los cuales pueden estar o no degenerados (estos últimos indicaran infección activa). También pueden observarse gran cantidad de bacterias, entre las que destacaran generalmente los cocos, estas bacterias pueden ser extracelulares o fagocitadas por los neutrófilos (este último dato es fundamental para establecer un diagnostico de pioderma.)

Otras células que nos encontraremos serán linfocitos, macrófagos y eritrocitos.

A la hora de valorar si el tratamiento elegido es correcto se debe valorar la disminución de células fagocitadas y de las demás células en los posteriores análisis.